sábado, 27 de septiembre de 2008

A DIOS

Quisiera, ¡Oh! Dios quisiera…
Hoy estar en tu morada.

Que hoy mismo
me arrebates el aliento,
y me eleves
al Amor más supremo.

Porque esperé y
sufrí tanto tiempo
a expensas de un futuro
que gloria, ¡Oh, Dios!
ha llegado.

Gracias ¡Oh infinito mío!
Porque ya todo
ha quedado atrás…

Porque ahora,
sólo me resta pensar
por la eternidad
que he de vivir contigo,
y con mis hermanos.

No hay comentarios: