sábado, 27 de septiembre de 2008

TÚ ERES IMPORTANTE

¿Te avergüenza buscar ayuda?
¿Que necesites amor y poder amar?
¿Decir tus triunfos, y por sobretodo tus fracasos o equivocaciones?

Tu silencio hace que te exilies de tu propia realidad.
Tu sino opaca y oscurece tu vida y tu ser.

Ve en paz cuando sientas que eres libre, luego de haberte vaciado al desplegar tu vida.
Ve en paz cuando hayas buscado, y luego encontrado ese auxilio para poder curarte.
Ve en paz cuando por fin la sinceridad, la responsabilidad y por sobre todo el Amor, hayan creado raíces en tu vida. Más de ellas podrás valerte.

Muéstrate, porque dirás quién eres, y sabrás que vives.
Muéstrate hermano mío, que quiero conocer la persona que soy, y experimentar la suerte de verte.
Muéstrate a Dios que desea verte nuevamente, y podrás conocerlo y conocerte.

Exprésate… sabrás y sabrán que existes.
Exprésate y veras tu poder y podrás crear.
Exprésate porque la vida te lo demanda, porque tu alma lo desea.

Hoy mismo proclama tu libertad…
Hoy mismo siéntete, como a otros corazones.
Hoy mismo se feliz con tu herencia… tus talentos, tus dones, tu Ser y tu vida.

Ya no más contratiempos.
Ya no desmerecimientos.
Ya no al miedo y a la derrota.

Mañana algo nuevo te espera, y procura buscarlo sin tregua.

Pide ayuda si la necesitas.
Enfrenta los escollos y resuélvelos.
Continua, persevera que poco te queda. No mires atrás, sólo hazlo cuando hayas llegado a tu meta.

Porque se goza de un tiempo, de una inteligencia, y una percepción necesarias; más de un corazón que presiente, sensibiliza y derriba barreras.

Este es el motivo, la excusa perfecta. La respuesta a muchos interrogantes. La esperanza y la apuesta a una fe única. La gloria de las cosas buenas, y no tan buenas.

Y la plenitud de una vida nueva.

Ve en paz, que Dios te bendice… “Dios te ama.”

No hay comentarios: