sábado, 27 de septiembre de 2008

VOCACIÓN

Tomé un lápiz y
con él, mi alma escribió
una plegaria.

De lo alto... un regalo
me enviaron, y
no supe si abrirlo
o contemplarlo.

Nuevamente, atiné
abrirlo, esta vez,
con SU ayuda.

Dentro del paquete...
estaba mi Vocación;
que amorosamente me
fue encomendada.

No hay comentarios: