sábado, 27 de septiembre de 2008

ILUMINADO

Me di cuenta
Que no estaba preparado
Para afrontar
Las pruebas de la vida...

Me di cuenta
Que aun existía
El dolor de la añoranza
Que aun la soledad
Susurraba en mis oídos.

Me di cuenta
Que era vulnerable...
Tan vulnerable
Que hasta una palabra
Mal dirigida
Doliendo penetraba
Mi alma.

Aquel día tuve miedo...
Mucho miedo
De quedarme
Solo en el mundo...
A no tener quien me
Socorriese en mis peores
Momentos...

De quedarme sin mis afectos
A no ser amado ni valorado
A desterrarme
Poco a poco de mis sueños...

Aquel día...
Se derrumbó mi mundo
Se esfumaron mis ideales
Se extinguió la llama
Viva de mi esperanza.

Aquel día me di cuenta
Que sin Dios...
No podía seguir viviendo.

No hay comentarios: