sábado, 27 de septiembre de 2008

NUESTRA REALIDAD

Me he sumergido en
la tristeza infinita.

De ver que mis hermanos, la gente,
se han extraviado y despavoridos
vagan por el mundo.

Me he sumergido en la infinita
tristeza. A causa de una especie
de impotencia, cargada de
sentimientos con mil nombres.

Pero sin embargo, aun soporto
todo esto, y no sé hasta cuando.
Pienso que María, me ha
consolado el alma
con pacificas palabras.

Me sumergiré en la infinita esperanza.
Sé que en algún lugar, que en algún
tiempo cesará este tormento
de guerras, violaciones, injusticias
mas secuestros y demás.
De abrumadores desamores desganados.

Yo sé que algún día, en algún lugar,
en algún momento todo esto morirá.

Yo sé que volveremos a
casa, y ser felices.

Creámos en un Superior, yo lo hago.
Quizás sea este acto que me anima,
a seguir viviendo.

No hay comentarios: