sábado, 27 de septiembre de 2008

JUBILEO 2000

En aquellos tres días
De esperanzas y gloriosas
Alegrías, proclaman mis
hermanos al grandísimo:
Viva, Viva, Viva. Con esa
Inmensa emoción, con las
Lágrimas de mi Argentina,
De mis Provincias.

Todos se han unido, todo el
Pueblo aclama a la llena de
Gracias, a María.

Todas las promesas y deseos
Volando al cielo, con un decir
Incesante:
“Lo Reconocemos al partir el Pan”
Es palabra del Dios Divino; es
Sabiduría de los eruditos.

Esta es y será la realidad
Reconfortante de todos los
Peregrinos. Sin olvidar y sin dejar
De recordar esos tres días
Maravillosos, del Padre, del Hijo
Y del Espíritu Santo.

No hay comentarios: