sábado, 27 de septiembre de 2008

SU PALABRA

Su alimento es la palabra.

De ella se nutre, y por ella
es que habla.

Al hacerlo,
su verbo dio vida a los
sentimientos.

Y a través de ellos
logró entrar al
Corazón.

¿Aun late, se siente?
- Es que mucho tiene
por decir.

Más, cuando no exista
su hálito, escrito
su legado a de quedar.

Un mensaje y una historia.
La consumación
del deber cumplido.

De alguien que pasó por la vida
y sembró su vida, para aquellos
que le conocieron.

En ese lapso de tiempo,
que inmanente,
lo creyó eterno.

No hay comentarios: