sábado, 27 de septiembre de 2008

TÚ TIENES EL PODER

¡Cuánto duele vivir rodeado de personas que han dejado de ser Personas!...

Los veo ennegrecidos frente a las maravillas que Dios guarda para ellos, y tan vivos para las cosas más asquerosas que os ofrece el mundo.
¿Cómo llegaron hasta aquí? Quizás y ojalá se preguntasen cómo llegue yo a esto...
Se desviven por tener montañas de aparatos útiles y bellos, hasta innecesarios; e ignoran desvivirse por todo aquello que no envejece mas no tiene fin...
Continuamente los veo reunidos y creo que ellos no son ellos, sino arquetipos de otros, hasta de seres increados.
¿De donde sacan paciencia para ser lo que no son?
¿Dónde están las Persona?, ¿Dónde están sus tesoros, no el del cuerpo sino el del Espíritu, y dónde los han guardado? ¿Acaso tienen recelo de mostrarlos?... ¿Acaso temen compartirlos?...
Cuánto duele ver Personas perdidas en la ignorancia, con hábitos maliciosos, con malas amistades y propósitos malevos.
Sean ustedes mismos... no imiten ideales que no existen. Déjense bañar por el agua fría de la Verdad, que al principio nos estremece pero luego es llevadera y por fin, bienestar. Bienestar de habernos visto errantes por la vida y desde hoy sabernos caminantes a la perfección...
¡Cuánta gratitud nos dará, si cada uno se porta bien consigo mismo y con los demás!

¡Oh, Dios, de todas las personas alégrate y bendícelas, cuando las veas balancear los valores ya olvidados, para nuevamente tomarlos y vivirlos! Ya que éstos, sólo conducen a una vida feliz y plena.

No hay comentarios: