sábado, 27 de septiembre de 2008

RETORNO

¿Hasta dónde pretende llegar el hombre…?
Si supiera todo el poder que lleva consigo
desde su creación, no sé que hería hoy…
Yo lo creé para el Amor, y no para su amor egoísta.
Lo hice perfecto, para una existencia intachable
y con una misión admirable.
El hombre se ha perdido a sí mismo, y a causa de esto,
está borrando los caminos de las generaciones futuras.
Yo lo creé, no para esto… ¿Qué he hecho?
¿Qué te has hecho criatura mía?
Este es el tiempo del gran naufragio.
El naufragio de vuestros corazones;
el naufragio de vuestra impronta
que Yo os he dejado.
Este es el naufragio de Mi imagen y semejanza…
Lo creé con los dones más preciados y completos.
Lo creé con la idea más noble que haya concebido…
Le di la Vida y le di un Espíritu; le di un Hogar;
le dejé un legado, y un mandato…
Le dejé a seres inferiores para que alegrasen sus días,
pero también dejé la belleza para que la tomase
y donarla a sus vidas.
¡Le he dado tanto!... ¿Qué más necesita?
Ha usado y abusado del Don de las Ciencias,
y por sobre todo del Don de la Vida. De la condición
sublime que guarda cada uno en lo más profundo…
Y aun así parece que no vasta… matando, destruyendo,
flagelando, tergiversando, despersonalizándolo todo.
Todo lo que pensé para su Bien.
¡Hasta dónde has llegado hijo mío!
¿Qué más puedo hacer por ti?
¿En qué me he equivocado?
¿Qué molestias he provocado con mis nobles deseos?
¿Qué es lo que te ha faltado o lo que ha interrumpido
tu camino?
¿Porqué haces daño, y porqué viven todos así…
en un absoluto sometimiento e inmersos en creencias
que les arrebatan la identidad y la dignidad?...
¿Qué crees que deba hacer contigo?
¿Qué crees que deba hacer con todos?...
Felices quienes ha tiempo me reconocen…
Felices quienes creen en Mí para creer en ellos…
Felices quienes valoran; quienes en un acto de sensibilidad
pueden reconocerme.
Yo los Amo a todos. Yo los conozco a cada uno
íntegramente y plenamente.
Y tú sabes que me conoces, porque Soy quien te creó.
Tu fin último.
Hombre, creación de Amor, vuelve a tus orígenes;
regresa a vuestra Casa, y encuentra la felicidad
que tanto buscas, para hallar el sentido de tu vida…
para después glorificarme, para amarme y para
que tú puedas Ser, como Yo que fui, como Yo que soy,
y como Yo que he de ser.

No hay comentarios: