sábado, 27 de septiembre de 2008

SEÑOR

Señor
Tu me has devuelto
la paz
que alguna vez
rechacé…
Pero sabías
que algún día
como hoy
me la darías.

No hay comentarios: